Me han dejado su corazón...

Pequeñas,caricias,que,acompañan♥

El juego del ángel-C.Ruiz Zafón-

Acaricié y besé cada centímetro de su piel como si quisiera memorizarlo de por vida. Chloé no tenía prisa y respondía al tacto de mis manos y mis labios con suaves gemidos que me guiaban. Luego me hizo tenderme sobre el lecho y cubrió mi cuerpo con el suyo hasta que sentí que cada poro me quemaba. Posé mis manos en su espalda y recorrí aquella línea milagrosa que marcaba su columna. Su mirada impenetrable me observaba a apenas unos centímetros de mi rostro. El juego del ángel-Carlos Ruíz Zafón.

sábado, 3 de enero de 2015

Sentimientos anónimos.

Me pregunto qué pensarían aquellas personas a las que he dedicado versos y palabras sangrientas si se enteraran... Cuánta poesía y prosa he escrito para mí, para reavivar mi dolor en los momentos en los que necesitaba sentirme viva. Me he censurado a mí misma bajo un anonimato, pero he dado a mi alma barra libre para ahogar sus penas o, más bien, para ahogarse en ellas.

Supongo que todos los poetas y los devotos de cualquier faceta artística somos algo cobardes: nos es más fácil plasmar lo que nos desarma que armarnos de valor y usar palabras habladas. No sé si me habría ido mejor en la vida si hubiera escrito el destinatario de aquellas cartas recién salidas del corazón, que latían adrenalina en cada letra. Sí, todos aquellos poemas y cartas que acabé rompiendo,que escribí con pluma triste, pero del ave Fénix, que resurge de sus cenizas. Esa era la forma que tenía mi corazón de volver a palpitar. Me devolvía un pulso que en mi sien ya ni se notaba y me rescataba de la morgue que resultaba mi propia habitación. Cuántas veces me han condenado a una cadena perpetua estas cuatro paredes. Cuántas veces pensé que llegaría la pena de muerte.

Qué pensarían esas personas que fueron mi inspiración, a las que desnudas vestí con versos. Qué mal hacemos los poetas, desvestimos nuestra alma y vestimos la de otros. Con lo fácil que se hablan dos cuerpos desnudos....



8 comentarios:

  1. Yo si fuera esas personas, depende de lo que fuera me pararía a pensar porque me has escrito algo así. Y como te has sentido tu

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué fácil es entender lo que dices...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras escritas describen exactamente lo que sentimos, yo lo siento. He sido victima y victimario en este laberinto circular; en un arrebato he creado historias, frases, oraciones destructiva para las personas que me rodean descargando una rabia en papel pero manteniendo un silencio incomodo que en vez de ayudarme me ha enterrado entre un abismo.
    Con cuerdo que los artistas muchas veces les falta ese coraje de alzar la voz por si mismo, es mas facil hablar atra vez de.
    Hace poco he aplicado la idea de arrojarme al vacio y es dolorosa pero me ha dado uno que otro resultado.
    un abrazo enorme, nos leemos y feliz año

    ResponderEliminar
  4. Supongo que todos alguna vez nos hemos preguntado qué pensaras las personas que hacen que podamos escribir, que escribamos sobre ellas.
    Holaaa! por cierto xD
    acabo de crearme un nuevo blog, y si te gustan las historias te invito a pasar!
    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Es interesante el tema que tratas.
    Por mi parte, agradezco a todas las personas que han pasado por mi vida que lo hayan hecho, ya que, las quiera o las odie, y en mayor o menor medida, gracias a ellas soy quien soy y hago lo que hago.
    Por otra parte, yo no me considero cobarde, soy capaz de decir lo que pienso de una persona a la cara sin mayor problema.
    Lo que no me sale mucho de los problemas es hablar en alto de los míos, a lo mejor porque eso significa reconocer que existen. En cambio cuando escribo me siento mejor, es una vía de escape, una forma de desahogarme.
    Escribir es una de las pocas cosas que me hacen sentirme satisfecha, feliz y sobre todo v i v a.

    ResponderEliminar
  6. No conocía tu blog, me encanta! Te sigo desde ya, espero verte por mi blog también!
    Besitos de
    www.shinymoods.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Ojalá esos destinatarios se dejen desvestir alguna vez, porque no les hace falta nada más si se cubren con tus palabras. Emocionada. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar

Historias que contar