Me han dejado su corazón...

Pequeñas,caricias,que,acompañan♥

El juego del ángel-C.Ruiz Zafón-

Acaricié y besé cada centímetro de su piel como si quisiera memorizarlo de por vida. Chloé no tenía prisa y respondía al tacto de mis manos y mis labios con suaves gemidos que me guiaban. Luego me hizo tenderme sobre el lecho y cubrió mi cuerpo con el suyo hasta que sentí que cada poro me quemaba. Posé mis manos en su espalda y recorrí aquella línea milagrosa que marcaba su columna. Su mirada impenetrable me observaba a apenas unos centímetros de mi rostro. El juego del ángel-Carlos Ruíz Zafón.

sábado, 3 de diciembre de 2011

infinity.

Me despejé los mechones que se aventuraban por recubrir mi rostro para observar con mayor claridad lo que se desplegaba ante mí. Era una tarde fría y las nubes cabalgaban por el cielo, directas hacia nosotros; pero aún así, me desprendí de mi cazadora de cuero. Allí, no había nadie más que nosotros; ni más vegetación que un solitario ciprés. Pero, en ese inhospitalario entorno en el que las nubes parecían advertirnos de que iban a descargar una fuerte tormenta sobre nosotros, era donde más acompañada me sentía. Tenemos nombres distintos bajo los que cobijamos distintos anonimatos, cuando todos nos llamamos: soledad. Tus brazos alrededor de mí era el mejor abrigo que había tenido nunca. Empezaste a fumar al mismo tiempo que empezó a llover, pero ni la lluvia apagó tu Lucky Strike. Ninguna realidad nos afecta porque no pertenecemos a ninguna de ellas.










martes, 15 de noviembre de 2011

no quedan príncipes azules

Me siento como si hubiera tomado la pócima empequeñecedora de Alicia en el País de las Maravillas, o tal vez le hubiera propinado un mordisco con ganas a la manzana de Blancanieves. Sea como sea, esto es el mundo real. Aquí no hay cuentos que finalizan con los protagonistas comiendo perdices; aquí hay 3x2 y ofertas, y problemas para llegar a fin de mes. Probablemente, si los siete enanitos viviesen estos tiempos que corren, no podrían cantar en fila mientras terminan una jornada de trabajo; porque, lo más seguro, es que formasen parte de otra cola, la del paro. Ni Gepetto, habría creado a Pinocho; ni Cenicienta calzaría zapatos de cristal, la historia sería distinta con zapatos de mercadillo. Heydi no podría corretear por los valles que están siendo víctimas de talas masivas e incendios provocados, ni la Sirenita podría surcar los mares sorteando la basura y los líquidos nocivos que se vierten a los océanos. A los niños de hoy en día ya no se les asusta con el ''que viene el coco'', ni les afectaría el fin de la serie de Doraemon; no. Hoy, lo que más les preocupa es tener el móvil bien cargadito y con cobertura para poder mandar ''What'sapp'' a alguien a quien probablemente ni saludan por la calle. Hoy, nos hacemos mil cuentas que nos encubren la personalidad, cuando deberíamos abrir una en una vieja red social llamada ''VIDA''. Se dedican a resolver conflictos en la ''play'', cuando los más importantes surgen cuando apagan el aparato, ahí fuera.
Bloggeros, nosotros podemos aportar un granito de arena para mejorar el mundo de una forma muy bella, ¡escribiendo!

jueves, 13 de octubre de 2011

de vuelta.

Recordaba sus palabras como puñales que se clavan en el corazón de la mente. Mis manos, que eran como rosas en primavera, habían quedado reducidas a espinas. Juro que te seguí, como un voluntario de una ONG, me moví para devolverte la vida que me diste. Soy mujer lobo cada noche, cuando recuerdo con rabia cómo no pude retenerte entre mis feroces garras, para despertarme junto a ti cuando ya fuera humana. Era el ocaso de nuestro viaje, pero el Sol a veces repite amanecer.


miércoles, 24 de agosto de 2011

Luchadores del día a día.

Llevaba en una mano un maletín vetusto que había pertenecido a su abuelo y en la otra su inseparable bloc de notas. Daba pasos de astronauta por aquel entresijo de pasillos infinitos de paredes blancas y con puertas que conducen a historias aparte. Todo lo que había escrito hasta ahora sería una menudencia comparado con la dureza de las palabras que llenarían las siguientes hojas. Espectante cruzaba de un corredor a otro, esperando toparse con alguien, ver alguna bata blanca o algún grito de esperanza. Pero allí no reinaba el júbilo, ni la frescura de quien tiene toda la vida por delante; allí se resguardaban aquellos a los que la vida les había otorgado un alto en el camino. La mayor parte de las veces, no deseado; y en caso contrario, son víctimas de la electricidad de sus propios pensamientos los que desencadenan un cortocircuito en la razón. Algunos con más suerte que otros; unos más luchadores, otros que se dan por vencidos. No sabía hasta qué punto un cuerpo puede aferrarse a la vida cuando tiene seres queridos aguardando en la sala de espera. Encontraría corazones que quieren latir demasiado y otros que no tienen la suficiente gasolina para mover la maquinaria. Tendría en sus manos lo más valioso que posee un ser: su propia existencia. Aquella vez fue la primera vez que aquel futuro médico pisó un hospital.

miércoles, 3 de agosto de 2011

No sabía qué le había impulsado a cogerle el coche a su padre sin permiso, ni por qué aturdida lo condujo hacia aquel entorno. Presa de los fantasmas del alcohol de la noche pasada, su pesadilla se prolongaba en forma de una resaca inhumana hasta el día siguiente. El chico con el que había compartido algo más que besos seguía palpitando en sus sienes de forma violenta, advertencia. Uno de esos romances camaleónicos en los que el hombre experimenta una metamorfosis: inocentes miradas al principio, y tras chorros de alcohol, desenfrenado en busca de las posturas más guarras. Eran espejismos de sudor y de ropa desabotonada lo que le empujaba, imágenes como tormentas de niebla en un día nublado. Y cuando su cerebro quiso, sus piernas frenaron de golpe y se derrumbó. ¿Quién dijo que los fantasmas del pasado no existen?

viernes, 8 de julio de 2011

¿qué hace una chica como tú en un sitio como este?



Un vendedor ambulante se aproxima a ella ofreciéndole los víveres que porta en una cesta de mimbre. La noche está encerrada en una cúpula nubosa que no filtra ninguna estrella a través. A veces, al vender una bolsa de pipas, añade un regalo extra: su corazón. Busca el amor en los ‘’premio seguro’’ que se encuentran en cada envase, confiando en que la próxima compradora se prende de él. El gesto de pagar unas monedas por algo de lo que lleva en su cesta, le libra cada día de las garras del hambre y, de vez en cuando, de pasar sin compañía una noche. Amor de contrabando para aquellos a los que les pesa la soledad. Se acercó a ella, la más bonita que había visto nunca, con una sonrisa pintada tímidamente sobre su fina piel. Ella no compró, sólo le robó un beso de los muchos que le habían tocado en los ‘’premio seguro’’ de las bolsas de pipas. 

domingo, 19 de junio de 2011

Sigo diciendo que siempre, te lo prometí...

Los ríos son como la vida, fluyen para morir en el mar. A su paso recogen todo aquello que no está en su lugar, que deba pertenecer a otro entorno. Le ofrecen transporte y lo conducen sin mirar atrás, sin remordimientos, adonde no tenga que mirar al sol para sentirse vivo, porque ya es consciente de que lo es plenamente. Devuelve la paz que algún mar pudo quitarles a aquellos inocentes que no vieron los barcos de guerra aproximarse en el horizonte. La vida es competición, naciste entre un millón de peces que quisieron enredarte y no dejar que salieras a la superficie. El río discierna quién vale y quién debe enterrar su cuerpo en la arena. Aún espero que vuelvas a dejarme fluir libre, pero atada a ti. Aún espero que no lleguen más corrientes que me impidan estar hidratada de tu presencia. No puedo disolverme en esta agua, mi sitio está contigo… 

miércoles, 8 de junio de 2011

Pablo, interminable.

Míranos, así, tú y yo. ¿Quién diría que en un mes nos separamos? Si pudiera te desharía las maletas, o por lo menos, trataría de llenarlas de mí, de cosas que te hiciesen recordar que vivo pendiente de ti. Seguiré viendo cientos de parejas, felices, pasar por mi lado; y eso me llevará a repetirme una vez más que la distancia no es más que una línea pero que has traspasado. No podré comparar a nadie contigo, no habrá nadie como tú, ni nacidos aquí, ni turistas ni nadie. De todos los siete mil millones de personas que hay en la Tierra, eres la única a la que quiero a mi lado. Sé que habrá días en los que se te olvide pensar en mí, en los que tendrás la cabeza en otros asuntos, en los que estarás más pendiente de ver cuándo sale el sol. Llegará un momento en el que no recuerdes mis rasgos, el color exacto de mis ojos, o mi risa. Y mientras, te echaré de menos hasta la saciedad. 
Van a ser los tres meses más largos de mi vida, pero aún así, los momentos difíciles se pasan tan rápidos como el estribillo de una canción. Y serás como una melodía de esas que siempre estás tarareando porque no puedes quitártela de la cabeza. Y te lo repito una vez más: te quiero.






















domingo, 29 de mayo de 2011

Prometo parar el tiempo si dejamos de soñar

Un día me dio por pensar en por qué hay diferentes idiomas, si nuestras lenguas quieren decir lo mismo. En por qué se alzan monumentos para recordar si lo que de verdad es importante, permanece en la memoria. En por qué no llegan botellas de náufragos a la costa si todos soñamos imposibles. En por qué no tenemos el mismo corazón si latimos al mismo tiempo. En por qué la vida te ayuda más cuanto más capullo eres. En por qué el Sol se oculta por el Oeste si al Norte viven mis problemas, en mi cabeza. En por qué se puede guardar un mundo en una canción cuando la gente no logra recorrerlo entero en una embarcación. En por qué puedes desnudar su cuerpo con la mirada si nunca has llegado a tocarlo. En por qué Sabina dice que ''Las niñas ya no quieren ser princesas'' si yo sólo quiero sentirme como tal. En por qué
 sigo notando tus brazos todavía cuando te vas.












¿Por qué? Nunca lo sabré.

domingo, 22 de mayo de 2011

13.

El tiempo probablemente no exista, quizá sea un invento para vender relojes. Se nos escapa cuando intentamos retenerlo, se nos escurre de la memoria. Se comporta con mala intención, cuando necesitas que corra, manipula lentamente las agujas de los relojes. Todo es cuestión de tiempo, guía con precisión nuestros pasos, la duración de la euforia e incluso controla cuántas lágrimas debes derramar. Los más caprichosos, buscan pactos con diablos para anular sus efectos, pero es hábil y el contador del tiempo sigue en activo. Tic, tac, tic, tac. Sin embargo, las agujas podrán efectuar giros completos, millones, infinitos, y mi tiempo seguirá siendo tuyo. Tú controlas mi tiempo, no un reloj, tú decides hasta cuándo debo seguir.



















Te quiero, Pablo.

sábado, 14 de mayo de 2011

Caricias que dejan huella.

Nos sentimos completos cuando la primavera entra por nuestros ojos. A medida que se pintan los campos de rojo, de amapolas, vas nadando por los océanos del buen tiempo hasta que llega el verano. La plenitud de sentirte querido. Sales a ver los aviones que surcan el cielo, te parecen más veloces y probablemente todos ellos lleguen sanos y salvos a su destino: el corazón de algún romántico. Hasta los coches, ya te parece que no contaminan el aire, ni que una hamburguesa grasienta pueda hacerte engordar. No te ves con varios kilos de más, al contrario, te encuentras interesante y atractivo. Dejas volar la imaginación hasta donde llegue, no importa que roce con otra realidad, no importa que no forme parte de este universo. Subrayas mil y un versos de Bécquer, que te emocionan y que parecen escritas para ti. Sientes que vuelves a presenciar una misma escena una y otra vez, que tu vida es un completo déjà vu que ya has soñado. Hoy te has arreglado más de la cuenta, pareces una estrella de cine, ¿por qué? Porque estás enamorado.















(Alexa Chung y Alex Turner).











Te quiero, Pablo.

sábado, 7 de mayo de 2011

P ♥

Miles de fans aguardan horas y horas a las puertas de donde se va a celebrar el concierto. El frío aprieta y la lluvia puja por dejarse escapar de las nubes. Un fan es alguien que siente lo que hace una persona como si fuese ella misma, así que podríamos decir que nosotros también éramos fans. Pero no de quien daba el concierto, sino de nosotros mismos. Gente enloquecida y eufórica compitiendo por ver quien salta más alto para que el cantante se fije en ellos. Tú y yo no saltamos, tú y yo no somos como el resto, tú y yo permanecemos callados y quietos con la mirada clavada en los ojos del otro. La gente con pancartas que declaran un amor platónico y tan efímero como el éxito de un cantante en la actualidad. Unas veces eres el rey, y tan pronto, te das cuenta de que tu hit ya no suena en la radio. Yo no necesito pancarta, ni mechero en las baladas, para demostrarte mi amor, pero en este caso un amor de verdad. A cada paso que da el líder de la banda, todos se deshacen en gritos y en pensamientos en voz alta y lejanos que se pierden entre la atmósfera que crea la ensordecedora música. Pero, aún así, adivino que tú sí puedes oír los latidos de mi corazón, por ti, tan fuertes como descarados. Las chicas se pintan el nombre de su ídolo en la frente, yo me tatúo el tuyo en el alma. Y un tatuaje es para siempre.

























Se me pega la melodía de tu voz, P.

miércoles, 4 de mayo de 2011

P.

Hola, vuelvo a coger el lápiz para escribirte unas líneas. Quiero decirte que que hasta ahora mi vida había sido una completa toma falsa, la verdadera película comenzó cuando te conocí. Sabes en qué momento apareciste, sí, en aquel momento en el que yo me aislaba de lo que pasaba a mi alrededor como podía y te soltaba a ti toda la tensión que acumulaba. Comencé a verte en todos mis libros de amor, eras el protagonista perfecto en torno al cual se desarrollaba la historia; comencé a centrar en ti mis poemas, a rodear tu nombre de corazones y a marcar en el calendario los días que te veía. Pensaba en ti más de lo normal. Mi vida siempre había sido como una feria, iba de un sitio a otro sin lugar fijo, pero después de conocerte a ti, comprendí que no quería seguir viajando. Eres como un billete de metro de esos que se guardan siempre en la cartera, de una fecha importante; y que por nada del mundo tirarías. Soy de esas que necesitan esos pequeños detalles, como un ''te quiero'' a tiempo después de un mal día, de esas a las que le encanta escuchar la radio y sumergirse en el contenido de la canción para encontrar a la persona que aman.Tú eres mi melodía. Hoy me he orientado, sé que quiero caminar tus pasos, que mi lugar está ahí, contigo.


Atentamente, siempre tuya. E

viernes, 29 de abril de 2011

amor post mortem

Le propinaba el último mordisco al pastel de manzana que había pedido mientras hacía tiempo a que él llegase. Estaba llegando la primavera y el cielo comenzaba a florecer, apartando las nubes hacia el norte. La primavera vestía con colores alegres, aquella primavera pintaba tremendamente bien. Se preguntaría cuánto tiempo podría tardar, si sería de aquellos despistados que nunca llevan la hora encima y que dejan los últimos botones de la camisa sin abrochar por descuido. Se encontraba jugueteando con los palillos y las servilletas en una terracita sumergida en un velo de brisa marina que aislaba su ilusión del politono desfasado de su móvil. Sí, el teléfono estaba sonando, fue a responder pero se le resbaló de las manos. Cuando por fin lo cogió, ya habían dejado de llamar. Miró en el registro de llamadas perdidas quién había intentado contactar con ella y sí, en efecto era él. Pensó que querría avisarla de que retrasaría porque habría cogido tarde el coche, tan cabezota como siempre. Así que marcó su número de memoria y esperó, pero no daba señal de llamada. Lo volvió a intentar pero nada. ¿Qué estaba sucediendo? Sacó su barra de labios del neceser que llevaba en el bolso para retocarse, verse guapa le hacía sentirse más calmada. Tal vez se hubiera quedado sin batería. Otra vez el politono, esta vez acertó a cogerlo a la primera y pegó su oreja al auricular. No oía nada al otro lado, todo le quedaba grande. Una curva, perdió el control. No podía ser, ¿qué le estaría diciendo el agente al otro lado de la línea? No, ya no le escuchaba. Ya no veía la luz de su día soleado, había venido una borrasca de imprevisto. ¿Se iba? No podía irse, era joven, no, no podía. Una vez más sin despedirse, como siempre, pero esta vez ya no lo tendría para volver a regañarle por sus despistes. Esos despistes que dejaron huella sobre el asfalto, gotas de sangre, desgaste de neumático.


neverending,







miércoles, 20 de abril de 2011

come here another time

Escalofriante deseo, pérdida de la noción del tiempo y más deseo. Se iba quitando su antifaz, iba desterrando su pasado, su presente y su futuro, ahora estaba ante mí y el resto no importaba. Yo iba haciendo lo mismo, iba palpando nuestras sombras que se encendían a cada soplo.  Íbamos olvidando lo que estaba bien y lo que estaba mal, probablemente el mundo se estuviese debatiendo entre la vida y la muerte ahí fuera pero nosotros estábamos vivos, muy vivos. Recorría mis fronteras, mis líneas imaginarias como un cautivo que quiere escaparse de su opresión, y lo lograba, pasaba de nación en nación a su antojo, en cada palmo de mi piel. Yo me reflejaba en su mirada, nunca había sentido tal conexión, un amor personificado, nos mirábamos y sonreíamos cómplices al tiempo. Jugábamos a desafiar a la suerte, que hoy nos cubría de tréboles de cuatro hojas, pero quién sabe si otro día caeríamos en un martes y trece.


Neverending.

sábado, 16 de abril de 2011

Special

Una profesora de matemáticas ocupaba todos sus ratos libres  dedicando horas y horas a tratar de ampliar sus conocimientos. Quería inventar algo novedoso, tal vez alguna fórmula que cambiase toda la mecánica de las matemáticas, que resolviese todas las sumas en tiempo récord. Cada vez tenía menos ganas de despertarse cada mañana, antes se comía el mundo, ahora estaba dejando que el mundo fuese el que se la comiera a ella. Sí, los problemas de  matemáticas ahora llevaban su nombre en su enunciado. Cuando tenía que hacer una suma, iba sumando sus problemas y cuando tenía que restar, se limitaba a restar vidas; quería que sus siete vidas de gato se redujesen. Se dejó juventud, dioptrías y salud en un proyecto tan descabellado como absurdo. Pero, por arte de magia, apareció alguien que prometía ayudarla a despejar la ecuación de la felicidad, encontrar la fórmula del éxito. Sin duda, supo que él iba a ser su apoyo, quien le afilase el lápiz para seguir escribiendo una vida que estaba siendo borrada. Él le llamaba más la atención que un anuncio de Coca Cola y le hacía sentirse mejor que cualquier concierto de la MTV. Fue fiel a su promesa y ayudó a la confusa maestra a descubrir que las cosas que más valen tardan en llegar. Y sí, él era ese alguien.





Gracias.

sábado, 9 de abril de 2011

hold my hand

Un niño de corta edad se encuentra en la frontera que enfrenta a dos naciones. A su alrededor sólo hay una nube de destrucción y los ecos de las pisadas de los que un día pisaron fuerte para vencer y la suerte no estuvo de su lado. En una palabra, caos. Sus pupilas que podían decirlo todo, ahora enmudecen. No sabe expresar de manera lógica lo que sucede en ese mundo de adultos completamente roto. Ve cómo la vida de una humilde persona se reduce a la bala de una pistola y que cuando aprietan el gatillo tienes unos malditos segundos para recopilar todo aquello que quieres que perdure más allá de tu muerte, un golpe seco. No entiende por qué tiene que estar solo en el mundo, por qué un conflicto político a tenido que acabar con sus superhéroes, su familia. De sus ojos no brota ni una indefensa lágrima.

Observa al otro lado a un niño de más o menos su edad, de apariencia más o menos similar a la suya y con la mirada cansada. Le mira curioso y él le responde la mirada. No puede pronunciar palabra. Probablemente si le descubre su bando, le dispararán, así que sólo lo observa. Tiene mucho que decirle. Tiene muchas voces en su interior que pujan por distorsionarse a la vez. Probablemente conversaría con él del tiempo, de lo poco que sabe de política y de sus juegos parecidos, en verdad no tendría mucho que contarle. El niño estaba cavilando en lo mismo, sus expresión lo demostraba. Ambos se levantaron al tiempo. Es el espejo de la guerra, el que está al otro lado probablemente sea alguien como tú, o tu mismo.

lunes, 4 de abril de 2011

game over

Mike miraba con detenimiento aquella cajita que había encontrado en un rincón de su habitación. No recordaba qué guardaba en ella. No supo si abrirla sería lo más seguro. Y mientras, comenzó a evocar la época en que la conoció, cómo se deleitaba conversando con ella y el desprecio que le tenía al tiempo cuando se encontraban juntos. Aquella chica, su amor infinito y puro. Quizá, tuviera razón aquel pesimista que dijo que ''quien bien empieza, mal acaba'' y pareció que esa frase había condenado su relación. Y pronto, como si de una profecía se tratase, una serie de desdichas se encadenó a sus lazos de confianza. Poco a poco, comenzaron a sonar falsas sus palabras, dónde hubo campos fértiles, ahora había terrenos abruptos. Todo se reducía a la nada. Después de mucho pensar, optó por descubrir el contenido de la caja. Allí no había ya nada, vacío, insensibilidad. Aquella caja eran sus sentimientos. Ya no la amaba.

martes, 29 de marzo de 2011

Luck

¿Dónde se siembra la suerte? ¿Quién cultiva la cuarta hoja de los tréboles? Volvía a rozar la cima de la irrealidad con un aluvión de preguntas existenciales de este tipo. En aquella ocasión, la suerte se reducía a encontrar cobijo para continuar la etapa del día siguiente. Probablemente, el camino se perdiese entre la niebla que cabalgaba desde las montañas y lo que el día anterior fue un posible campamento, hoy serían asustados excursionistas. Había comenzado a escribir un cuaderno de viaje, un diario de bolsillo para entregarle a mi pareja cuando volviera a casa. Los días son largos y duros y más en soledad. Pero era necesaria esta travesía para que consiguiera tener la visión de la vida que tengo ahora. Creo que hay un momento en el que todos debemos echarnos mercromina en aquellas heridas que nunca llegan a sanar del todo y que son un guardaespaldas el resto de nuestra vida. Sí, necesitaba desconectar. Y llegué a la conclusión más valiosa a la que he llegado nunca:
No intentes seguir un camino hacia la suerte, porque en todo sendero hay piedras.




Dedicado a esa personita que hoy me impulsó a escribir.

miércoles, 23 de marzo de 2011

you're changing me.

No debiera despertar del letargo que había adormecido todo mi cuerpo. Mi maquinaria se encontraba con unos índices muy bajos de combustible, precisaba de fuerzas que tirasen de ella. Pero no tenía esas fuerzas, quizá ni quería poseerlas. Ya no permanecían los residuos de lo que algún día fueron problemas sin solución, debido a que ya no sentía nada. El peor mal del ser humano, sentirse inútil e impasible ante la atmósfera de desafíos que hay ahí fuera. Yo ya ni padecía dolor ni nadaba en satisfacción, era imperturbable. No tenía los ánimos suficientes como para volver al campo de batalla a enfrentarme a un destino que no dependía de mí.



Es la tranquilidad del que no teme perder nada, porque ya lo ha perdido todo.

sábado, 12 de marzo de 2011

enciende tus pasos.

Me debatía entre la vida y la muerte, blandiendo una espada imaginaria contra su voz. El filo rozaba quizá su garganta y hacía que se retorciese de dolor cuando el metal cobraba vida. Siempre se me quedaba algo en el tintero, pero aquella vez estaba escupiéndolo todo a la vez, desordenadamente. Mis palabras hubiesen sido entendidas hasta por un extranjero que desconociese por completo el idioma en el que yo estaba pronunciando mi discurso. Sentencié un ''lárgate de mi vida'' para poner los puntos sobre las íes y no darle pie a que contraatacase. Pero volví, volví a estar en un tiovivo con payasos sin rostro y aviones que nunca despegan. Volvía a subirme a la cresta de la ola cuando el mar tenía mucha resaca, volvía a enfrentarme a él. Y por eso, una vez más volvía a perseguir a oscuras su sombra maldita cuando serpenteaba de noche para descargar el fuerte veneno que contenía. Súbitamente, perdía el sentido, su veneno me seguía matando.

sábado, 5 de marzo de 2011

Tú subes como la marea, yo bajo como la tensión.

Las luces enmudecen a lo lejos, en la línea de la costa. Como nuestras voces, que nunca se lanzan a hablar cuando deberíamos hacerlo. Es una deuda que todos los humanos guardamos con el espíritu del silencio, guardarle respeto. El mar arrastra algo a la orilla, pero también tiene resaca, y lo que te ha dado puede que te lo quite. Opon toda la resistencia que quieras, que si está empeñado en recuperar lo que es suyo, tus esfuerzos serán inservibles. Como una botella sin mensaje arrojada al mar por un náufrago, llegaste, dispuesto a que yo escribiese ese mensaje. No me dijiste cómo, esperabas que te sorprendiera. Pero las olas borran rápido las pisadas en la arena, antes de que pudiese dejarte una huella en la memoria, yo ya estaba en el pozo del olvido.

martes, 1 de marzo de 2011

at the end all you've got is you

Ella continuaba con la mirada perdida sobre ese tramo de carretera, esa curva. Ese espacio comprendido entre sus pies y lo que debían de ser los restos de su persona. La última frenada, la última inyección de estimulantes, la última conexión de neuronas, el último latido. Un intento de pantalla se interponía entre él y ella, no podía traspasarla porque ya no quedaba nada al otro lado. Vacío, esa era la palabra. El otro lado acogía una caída libre, un puente que en el juego de la oca te haría retroceder. El eco agonizaba el escenario, parpadeaban sus ojos frente a los ojos sin vida de la persona a la que más había amado; él continuaba sujetando en su mano el cigarrillo, a pesar de haberlo perdido todo. Un cigarrillo que seguía sin consumirse, y que tenía todo y nada a la vez todavía por quemar.
  • No, él no había muerto físicamente.











siniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro totalsiniestro total


Pero nuestro amor fue declarado siniestro total

martes, 22 de febrero de 2011

no es nuestro último viaje, promételo.

Permíteme sentirme como una completa analfabeta que no sabe leer tus labios callados. Permíteme que continúe pensando en ti y  que se me pasen largas las horas tratando de recordar las palabras que empleaste la última vez que nos vimos. Permíteme confesarte que leo tu horóscopo cada día en el periódico y lo comparo con el mío. Él corazón se me desboca cuando nos citamos y te veo aparecer con una sonrisa de oreja a oreja y me callas con un beso. Permíteme que tenga miedo, que me horrorice la idea estar perdiéndote lentamente, como un tren que te deja plantado en el andén. Espero haberte cogido a tiempo, espero que este billete nos lleve en el mismo viaje, en el mismo asiento, al mismo lugar.




Cuando somos pequeños nos enseñan a sumar y a restar. De mayores olvidamos cómo se resta.
.

jueves, 17 de febrero de 2011

que se vaya el sol ya

¿Qué puede ser lo que encierra la vida? ¿Qué puede haber en la meta, al fin de la carrera? Nadie lo sabe hasta que no cruza la línea de llegada con el corazón cansado de tanto latir. Aquí ni el más veloz ni el más lento se salva de llegar, antes o después todos consiguen grabar su vida en una lista en la que los nombres poco importan. El universo te asigna tu energía, pero es un préstamo, un día la tendrás que devolver. Después de ahí, sólo tú podrás pintar un mundo abstracto de sensaciones, no con tus dedos ni con tus sesos, sino con tu alma. Podrás trazar la línea del horizonte infinita, porque será tu hogar. Podrás dotar de plumas las ideas de los más perspicaces para que logren volar hacia un mundo con gente más concienciada en el cuidado de la naturaleza. Podrás ser Wendy y volar a Nunca Jamás o a dónde tú quieras.







Yo cuando deje de existir, quiero anclarme en aquello que me hizo sentir viva.





                                                                

domingo, 13 de febrero de 2011

San Valentín

Mañana el día de los enamorados, el día de pensar más en esa persona que en cualquier otra cosa. El día de beberte sus labios hasta el último trago y de llevar una estúpida sonrisa en la cara. Mañana, las líneas telefónicas se colapsarán con SMS que llevarán un ''te quiero''. Mañana aparecerán graffitis en muros de todo el mundo con un ''Tú y yo a 3 metros sobre el cielo''. Mañana se agotarán las cajas de bombones, los peluches con forma de corazón y las botellas de champagne. Mañana te levantarás de buen humor y correrás a coger el teléfono para escuchar al otro lado la voz de esa persona, e inevitablemente, suspirarás. Mañana te arreglarás con mil colgantes, pendientes y bisutería hasta parecer un árbol de navidad, pero estarás tan feliz que te creerás que vas tan guapa como para pasearte por la alfombra roja.




Mañana te pediré que sigas siendo el que sostiene la pluma que escribe mi historia.

miércoles, 9 de febrero de 2011

0% alcohol


  • Suelo pensar en que la vida un día nos abandona, se cansa de nosotros, nos elimina como a una canción pasada de moda y nos sustituye por alguien. Todo es un cúmulo de casualidades, probablemente el destino exista de por sí, pero tú puedes imprimirte la historia de tu vida desde la primera letra mayúscula al punto y final. Si vives por vivir y vives para morir nunca te llevarás decepciones pero probablemente estés desperdiciando cócteles de buenos momentos sin azúcares añadidos.




Nunca pienses que esto es un Game Over, puede quedarte otra vida.

lunes, 7 de febrero de 2011

Lo más lejos, a tu lado.


Sí, tal y como lo oyes
 Estoy completamente encaprichada por ti. Creo que esto no es un típico lío amoroso de una quinceañera que comienza con consejitos de la Super Pop y SMS hasta las tantas. Es más, creo que podría dar cualquier cosa por ti, desde mi blusa favorita hasta mi teléfono móvil; creo que podría hacer cualquier cosa por ti, desde tratar de conseguir la paz mundial y quitarle el puesto de presidente de los Estados Unidos a Obama a tratar de descubrir una vacuna contra todas las enfermedades que sufren los humanos. Creo que desde que tú llegaste la oscuridad tiene más claridad y ni con las persianas bajadas del todo puedo verlo todo negro. Creo que esto durará más que una pila de Duracel, que contigo el tiempo pasará más rápido que un coche de Fórmula 1. Creo que soy inmadura porque me gusta aprender de ti. Pero todavía creo aún más que no podría separarme de ti, ni aunque me dijeses que te has cansado de mí.





        Lo más lejos, a tu lado
.

domingo, 6 de febrero de 2011

PLAGIO.

Hoy me he llevado una gran sorpresa. Me ha dado por buscar a ver si alguien ha copiado MIS textos y me he encontrado con esto:



http://camilagaite.blogspot.com/2011/01/que-te-necesito-como-al-aire.html#comment-form
http://nadaesparasiemprre.blogspot.com/2011/01/pintate-tu-vida-un-nino-era.html  http://www.fotolog.com/loretheprincess/90292853


http://zepelingcoff.blogspot.com/2011_01_01_archive.html

En este último blog, mi entrada es una de las múltiples que subió el 1 de enero. Cuelga muchísimas entradas diarias, por lo que supongo que serán muchas de ellas, PLAGIOS a otros blogs.

Simplemente decirle a toda esta gente que me da pena. Que copiando a los demás no van a conseguir escribir.


DECID NO A LOS PLAGIOS.

What the fuck!?


Los políticos se empeñan en hacernos creer que somos más fuertes que la madre naturaleza

que tenemos la posibilidad de actuar en contra del tiempo. Pero no, hoy puedes ser algo, mañana puedes no ser nada.

sábado, 5 de febrero de 2011

let's go.

Hoy ha salido el sol, no como de costumbre, hay veces que se olvida despertar. Lo veo todo diferente, abro las ventanas para sentir este maremágnum de energía, para respirar uno de los pocos días soleados del invierno. Parece que las nubes se han ido en busca de otros aires, de encapotar otros cielos y otras expectativas en otros hogares. Se cansaron de no dejarnos disfrutar el cielo tan inmenso que une nuestros sueños con el horizonte para que un día podamos encontrarnos con ellos. Hoy nos toca a nosotros, despertando de un letargo, salir a dominar el mundo. 



Hoy todos somos como Superman.

martes, 1 de febrero de 2011

3 meses.

Hay personas anónimas hasta que alguien llega y las hace sentir como auténticas celebridades.
Hoy, probablemente hayan asomado la cabeza millones de niños en el mundo, unos que tendrán más suerte que otros en la vida, niños que nunca llegaré a conocer. Hoy, probablemente alguien haya compartido una Coca Cola en una terraza de un bar con un pitillo a medioencender. Hoy, probablemente se haya escondido alguien, una persona que tiene demasiado miedo de hacer frente a sus errores. Hoy, probablemente hayan puesto punto y final a los próximos Best-Seller, autores que encontraron la mejor salida a sus laberintos interiores plasmándolos entre dos pastas. Hoy, probablemente a algún que otro niño en el mundo le hayan regalado la colección completa de peluches acuchables de Pocoyó. Hoy, probablemente haya salido mucha gente a vivir.

Pero, por supuesto hoy, es un día que probablemente no importe a mucha gente; un día más en nuestra apretada vida; pero hoy es un día de recordar. Recordar cómo llegamos a ser cómplices en herir juntos los problemas de la vida, recordar cómo llegaste a mí. Necesito vivir tus días, tus finales y tus charcos de tormentas.


lunes, 31 de enero de 2011

ReduzcaLaVelocidad.

Pensándolo bien, la vida se reduce a unas cuantas subidas y bajadas de adrenalina.







¿Por qué tenerla miedo?

viernes, 28 de enero de 2011

PÍNTATE TU VIDA

Un niño era completamente dichoso con una simple caja de pinturas de colores. Cada día probaba un color diferente, hacía garabatos que luego mostraba a su orgullosa madre. Se acostaba tarde, hasta que no exprimía toda la pintura en líneas abstractas sobre un papel, no dormía. Y día tras día repetía lo mismo: dibujaba con un único color. Una mañana nada más amanecer, corrió con unas ganas locas hasta su caja de colores; esperando descubrir nuevos mundos con su pintura, pero sólo quedaban dos: una negra y otra rosa. El niño se debatió entre qué pintura escoger, pero se decantó por la rosa.



Al fin y al cabo la vida es del color  del que tú quieras pintarla.

miércoles, 26 de enero de 2011

en cambio no, no hay tiempo de explicarte



¿Qué pintaba yo allí, entre tu copa y tus labios? No mejoro con los años, no como el buen vino que sí lo hace. No valgo tanto como un whisky, yo soy más comparable a un cartón de vino de marca blanca de un supermercado. Pero sin embargo tú me bebías al mismo tiempo que a tu copa, algo tendría que significar. Sin embargo, notaba que yo te gustaba mucho más que el alcohol, que se te subía más un beso mío que un chupito de tequila. Y yo sonreía, que bebieses era menos malo si me seguías dando mimos, y bueno, si te ayudaba a evadirte, una vez al año no hace daño. Pero siempre rebullía el torbellino de preguntas en mi cabeza. ¿Me ves doble? Bueno, casi mejor que no me veas. ¿Que qué se me ha metido en el ojo...? Un montón de lágrimas-
 Me sentía impotente, sin tener en mi mano la posibilidad de parar que el flujo de etanol hiciese de las suyas en tu sangre. Me sentía incapaz de enfocar la distorsión de tus ojos.
Me sentía pequeña, como si el mundo me quedase varias tallas grande, otra vez volvía a sentir que soy poco para ti.

domingo, 23 de enero de 2011

Carta de un militar a su esposa.

Cada día, me imagino, que se mandarán miles de cartas de militares a sus familias, a sus esposas sedientas de noticias suyas. Aquí imagino cómo sería una posible:


Ante todo, decirte que estoy enamorado de ti. No he emprendido este viaje sin ti, no, te llevo aquí, en un rincón de mi maleta; entre las mantas en las que bordaste mi nombre y en una foto tuya. Sabes que esto no ha sido voluntario, más bien necesario. No me quedaba otra. No ha pasado ni un solo instante desde que me llegó el comunicado que no haya pensado cómo traerte aquí. Pero desechaba una y otra vez la idea, esto no te gustaría; créeme. No te gustaría ver las sonrisas cansadas de los niños que pujan por renacer en sus rostros con vanos esfuerzos, no te gustaría ver que las películas de guerra no son tan ficticias como la gente cree. Aún así, tómate esto como unas ''vacaciones'', estoy fuera de casa y tengo todo tipo de servicios a mi disposición, cariño. Si te das cuenta dije que sólo conservaba una foto tuya cuando te dije que traía más de veinte, pues es cierto, sólo tengo una; ¿que qué pasó con el resto? Están rotas. No quería ni siquiera ver cómo tus ojos en papel contemplan esto. Sólo he dejado una en la que estás de espaldas. Sí, sería demasiado cruel dejarte ver esto. El papel se está humedeciendo, no ceso de llorar mientras que te escribo esto; se me olvida tu cara. Se me olvida besar tus labios, se me olvida el número de tu casa, se me olvida el sabor de tu tarta de chocolate, se me olvida qué canción cantabas para dormirme, se me olvida incluso tu cándida voz. Esto ha sido la pelea más dura, luchar contra el olvido, pero lo siento, ha abierto una herida mi memoria. Aquí el tiempo se pasa rápido, vertiginoso; casi dura tan poco como las armas cargadas. Me conoces bien, no soy capaz de dispararles. Espero a mi suerte cuando ellos aprientan el gatillo, entonces, esquivo. En esos momentos, en el roce de la bala con el aire vislumbro en una nebulosa de recuerdos todos nuestros momentos. Ahí es dónde de verdad veo con claridad tus rasgos, y aún estando al borde de la muerte, es el momento que más me gusta, porque me siento a tu lado. Creo que tú desde ahí eres la que me da el impulso definitivo para seguir con vida, creo que tú eres más valiosa que un amuleto de cuatro hojas. Pero has de saber, que algún día volveré. Nada dura para siempre, una guerra menos. Te lo juro, volveré a por ti, sólo has de esperarme. Cada día siéntelo como que pudiese aparecer en cualquier momento, porque será una visita inesperada. No sé de qué forma estaré a tu lado, si como tu ángel de la guarda o como tu esposo de cuerpo presente. No sé si podré volar y llevarte en brazos a Buenos Aires, el viaje que siempre te prometí pero que una vez más te he fallado; tal vez sea tarde para planearlo. No quiero que llores por mí, es lo último que espero. Aquí, allí y allá; seré siempre tuyo.
Te quiero.




Pero, no todas las historias pueden tener un final feliz. Algunas historias acaban incluso antes de que la carta llegue a su destinatario. Aunque el cuerpo envejezca y tenga un período de vida limitado, el amor es inmortal.

viernes, 21 de enero de 2011

what it really means, is you

Dicen que un clavo saca a otro clavo, que no hay más desprecio que no dar aprecio. Tantos refranes y dichos sobre lo mismo. Quizá ya me costaba volver a creer en el amor, en esas mariposas juguetonas y en los besos verdaderos. Todo eso sólo era capaz de sellarlo una persona, ¿pero dónde se escondía? Fracaso tras fracaso, mis esperanzas se reducían a la mitad, como mi voluntad tras cada copa de alcohol. Me volvía frágil y vunerable cuando tras una cita nunca volvía a escuchar el teléfono y no volvía a saber de él. Trataba de que una parte de él se quedase aquí conmigo, pero siempre volvía para llevarse todo lo que le pertenecía, mis sentimientos incluidos. Echaba de menos cuánto me daban, aquel amor pobre, limitado y escondido de las miradas de desaprobación del resto; que era inexistente los domingos por la tarde en horas de fútbol y en los momentos ''Play'' con sus amigos.

Siempre me sentí cómo lo que era: un segundo plato; pero no un segundo plato cualquiera, sino peor, el segundo plato de un menú con plato único. Me sentía como una hache al principio de palabra, a veces no sabes ni que está ahí, siempre hay letras que desempeñan papeles más importantes que el tuyo. Quizá por eso siempre me costó pronunciar la palabra ''Éxito'', que parecía inexorable y lejana. Perdía oportunidades por aquellas palabras que se morían en mi paladar.


Pero tal vez el destino se cansó de ser tan duro conmigo y le apeteció darme una segunda oportunidad. Una segunda oportunidad a vivir un amor de dos, sin terceras personas y sin pensar en uno mismo. Me dejé llevar y funcionó.



Hoy, creo en el amor. Hoy, creo en ti.

jueves, 20 de enero de 2011

We are who we are

El ``qué dirán´´ es lo peor de esta sociedad contemporánea en que vivimos. Estamos pendientes todo el rato de lo que comentarán sobre nosotros los cotillas de turno. Encienden un rumor que no se apaga hasta que lo sabe todo el círculo de conocidos, y tú eres el último en enterarte. A palabras necias, oídos sordos, pero temes que esa palabrería tenga algo de razón, temes porque sea verdad todo eso que escupen por la boca. Al final, como todo mortal, acabas entrando en su juego, un círculo que cada vez se cierra más hasta que no puedes salir; caes y acabas haciendo algo de lo que te arrepientes. Sí, al final todo lo que decían eran patrañas, pero el daño ya está hecho. Echas las culpas a todos esos idiotas, pero no sólo ellos son los culpables; tú también lo eres, porque es más tonto el que hace caso a un tonto que el que lo es en sí.


A algunos se les da el don de hablar, otros callados están más guapos.

miércoles, 19 de enero de 2011

difference*

                   -Una vez alguien,ME DIJO:
                      '' Eres extravagante,rara y hablas alto''.
                          ¡TOMA YAA!
               DIFERENCIA, ES LO QUE
               HACE FALTA EN ESTE
               PUTO MUNDO DE IGUALES.

               

lunes, 17 de enero de 2011

art-

En esta vida, todo es cuestión de aprender. Nos fijamos en el resto, en lo bueno y en lo malo, y establecemos unos patrones a los que nos gustaría parecernos y seguir su estilo de vida. Fijamos unas metas en base a esos modelos, tratamos de llegar al fin del sendero plenamente felices. A medida que pasa el tiempo, dejamos a esos cánones a un lado. Tu identidad ya se parece bastante a las suyas, pierdes tus propias ideas. Sin embargo, dicen que el aprendiz supera al maestro, pero no es verdad. Un cuadro copiado nunca valdrá más que un lienzo original.




La vida es arte, el arte es personalidad.

viernes, 14 de enero de 2011

Are u' happy?

La vida son conexiones. Las personas nos unimos a otras a través de cables que enchufamos entre nosotros. También hay tuberías que canalizan las emociones negativas cuando quieres deshacerte de ellas. Se dice que cuantas más conexiones establezcas, más feliz serás; sin embargo, hay cables defectuosos con una corriente muy débil y otros tan resistentes que soportan los cortocircuitos.



Cárgate de protones, cárgate de energía positiva. La electricidad la producen el contacto de electrones; la felicidad el contacto entre personas.

jueves, 13 de enero de 2011

ven.

                       ADVERTENCIA:
     SI ME MIRAS, NO RESPONDO
                 DE MIS ACTOS.

martes, 11 de enero de 2011

Cuarto aniversario del fallecimiento de mi abuelo.

Más Allá de la puerta de los cielos,
no Más Allá de dónde las almas juegan
Allá, sobre la marea del destino incierto,
estás tú.

Tú que te apagaste cuando menos lo esperaba;
cuando las golondrinas negras de Bécquer
jugaron sobre la incandescente llama
que recordaba que nunca te irías.

Las olas la apagaron con las manos,
la marea siempre besaba tu cara;
fuerte te ha tomado esta vez y
a sus adentros te ha llevado.

Prometiste siempre a la noche llamarme
y desde entonces el teléfono no ha sonado.
Que desde donde estés leas mi mente,
que veas que mi sentimiento no ha cambiado.

lunes, 10 de enero de 2011

escribe mi vida

El tiempo es una milésima de segundo, cuando reparas en él, ya te ha puesto una cana nueva. Sustituye nuestras manos lozanas de la infancia por unas con historia vivida. Se les cuenta a los niños pequeños que cada dedito tiene una historia, y esto no es del todo mentira, las manos son la piel de nuestras accionesEllas toman el bolígrafo que escribe nuestras vidas anónimas y deciden quién puede dejar de serlo.

domingo, 9 de enero de 2011

Escribo por ti,por nosotros.

Hay un ángel en el cristal
que reclama atención,
es nuestro primer día,
ahí nació el corazón.

Se para si lo miras,
muere sin atención;
respira a cada beso
muere al salir el sol.

Nos entiende porque es
una comparación
un reflejo, un espejo,
cuando nuestra flor marchite, su otoño también llegará.

viernes, 7 de enero de 2011

un regalo que dura, que dura




Haced que olvide todo. Que las guerras, sean partidas de parchís; que el hambre se convierta en empacho; que el presente sea el pasado y el futuro. Haced que consiga verme como  una niña, que consiga huir de este mundo '' de mayores'', y que mi mayor preocupación sea con qué vestir a mi Barbie favorita. Echadme los frenos y paradme los pies, dad rienda suelta a mi imaginación.
Hacedme de nuevo una princesa de un cuento de Disney, pero ante todo, no me dejéis crecer.
                                            Éste es mi deseo, queridos Reyes Magos.

jueves, 6 de enero de 2011

querida amiga ignorancia

                                             Volvía a ocultar mi rostro con las manos.
A taparme del resto a base de ''no toy '' de niños pequeños.
          Volvía a esconder mi cara llorosa, mis ojeras, las ampollas de la vida; tras unas gafas enormes negras.                  Buscaba apoyo en libros de filosofía, y tras leer páginas y páginas, no encontraba soluciones aplicables a mi problema. Sacaba paraguas a la calle hasta los días en los que lucía un sol espléndido; los problemas nunca sabes cuando pueden llegar, la lluvia tampoco.

Hablaba con las plantas del salón, necesitaba alguien que escuchase sin contradecirme ni objetar nada. Cada noche, a la misma hora, repetía la misma rutina: cepillarme los dientes con esperanzas, ver el baile de estrellas que giraba en torno a mí y tenderme en mi cama; ella me frenaba y no me dejaba caer más abajo.
Cuando me miraba al espejo no apreciaba una imagen nítida de mí, sólo un boceto de un futuro inesperado.

miércoles, 5 de enero de 2011

Mentirte para sentirte bien.

-Mírame a los ojos y dime que nunca te fuiste.
Mostró una sonrisa burlona y suspiró. Se giró. Se fue por donde había venido. Suspiré. Lo que más me frustraba era el hecho de haberlo fastidiado todo en cuestión de unos malditos segundos. Alcé la vista por dónde se había ido, sólo quedaba un rastro de ceniza Lucky Strike y su colilla pisoteada en frente de mí. Él sabía que odiaba que fumase y quizá por eso cuando estaba conmigo me lo restregaba, dando caladas cada vez más fuertes. Pero ahora eso ya no importaba. Que fumase como un carretero y que acabasen corriendo litros de alcohol por sus venas era el mínimo de mis problemas. Le había dejado escapar cuando estaba a un palmo de mí. Sentía su aliento de Lucky Strike en mis narices, sólo faltaba ese impulso. Sólo. Y como un dandy inglés, con pitillo y copa en la misma mano, dejó una marca en mi corazón más negra que sus pupilas y su exquisito pelo negro. Para siempre.



martes, 4 de enero de 2011

Mirándote a escondidas

Me esfuerzo cada noche en pensar en ti. En devorarte a recuerdos y a sentimientos que nunca adivinarás de mí. Trato de abrazarte al otro lado de la cama, un vano esfuerzo, sólo abrazo cenizas de lo que fuimos. Pensarás en mi como una más, como una manzana mediomordida, algo sin importancia. Pero, es mejor así.

sábado, 1 de enero de 2011

descorchaste una botella de champán

Nochevieja, una noche llena de brillo y de gala. Una noche irrigada por libros de alcohol,
adrenalina en vena y éxtasis en el aire. Una noche en la que el símbolo, un simple racimo de uvas, una simple fruta, une a todo el país. Una noche que no termina a las doce, precisamente es ahí dónde comienza,  que dura hasta el último vómito. Una noche en la que te permites el lujo de llamarte Jack Daniel's cuando te apresuras a la barra a ligar con el atractivo camarero.
Una noche en la que promeres, con tu última copa de ron en la mano, más ebrio de sueños que un romántico, todos esos propósitos estúpidos, que cada año, todos prometemos.